jueves, 6 de octubre de 2016

La banda del Patio


El Museo Patio Herreriano ha caído recientemente sobre la mesa de plenos del Ayuntamiento de Valladolid y se ha convertido en pasto de pendencias políticas. Repentinamente ha pasado a estar en boca de todos y no por buenos motivos.

Para poneros en situación os contaré que la cosa del Patio Herreriano comenzó hace unos pocos años, durante la burbuja, cuando todas las grandes ciudades españolas querían su “Guggen” y, a nivel regional, se competía por tener museo de arte contemporáneo propio, para unirlo al aeropuerto propio o a la universidad propia, en esa carrera de méritos provincial que tanto nos gusta por aquí. Así que se tomó un edificio, se rehabilitó, y se le inyectó junto al cemento una colección convenientemente apadrinada, un presupuesto profuso y un plan director. Ya se opinaba, a quien quería oírlo, que el Museo nacía hipotecado al comodato de la Asociación Colección Arte Contemporáneo, pero a nadie pareció interesar el riesgo evidente de sufrir una deslocalización de ésta; eran tiempos de vino y rosas.

Todo este conglomerado se fue diluyendo con los años, a base de cada vez más magros presupuestos (incluyendo rescates junteros para desajustes presupuestarios), de alguna que otra intromisión colonial, de soluciones cortas para tiempos largos y de crisis económica, mucha crisis económica. En consecuencia, el Museo devino en una pérdida de visitantes, en un aumento de usuarios por la vía del alquiler de espacios, y en una programación con importante interés museístico pero algo introspectiva, cuya cercanía a su comunidad y entorno inmediato no se ha sabido difundir. O comprender, pues a lo mejor es a mí al que le falta perspectiva.

Con la arribada de otros colores políticos al Ayuntamiento de Valladolid, y sobre todo no siendo predominante ninguno de ellos, tenía que llegar el momento en el que cada grupo quisiera poner su granito para reactivar el Museo; al menos los que consideran que necesita una renovación pues, al parecer, el grupo político anterior apuesta por mantener la gestión de los últimos años. Y esa renovación había de transitar entre el cambio de dirección (aunque para todo hay gustos) y una redefinición de las relaciones de la Fundación gestora con la Asociación que presta el grueso de la colección, sobre todo a tenor de lo que está sucediendo en los últimos tiempos con algunas de sus obras.

Así que no encontraron mejor lugar para debatir sobre el Museo que en el Pleno del Ayuntamiento, lo cual siendo muy democrático no parece adecuado para tratar de regir una institución que tiene un patronato (donde están representados todos los grupos políticos) y un consejo rector y que cuenta con los mecanismos de gestión habituales en estos casos. Cierto que el Museo es cosa de todos los vallisoletanos, pero no parece deseable que se intervenga en los asuntos de una institución cultural a golpe de pleno, sobre todo por parte de grupos políticos que cuando pudieron hacerlo no opinaron sobre el futuro del Museo Patio Herreriano.

También se quiere llevar el debate a la palestra ciudadana mediante la creación de un grupo de trabajo que defina el futuro del museo (nada en contra al respecto), pero la preocupación es que esta colaboración quiera hurtar las competencias que corresponden al patronato del museo. La participación ciudadana debe intervenir en la toma de decisiones, pero esa intervención es compatible con que ésta se realice en su foro natural, que es el patronato. Otra cosa es que la constitución de éste sea excesivamente institucional y política y que sea necesario modificar su composición para dar cabida a colectivos con interés legítimo. No obstante, procuremos que el discurso no sea “más dialéctico que factual”, como expresa Pilar Gonzalo en este estupendo post.

"Reyes precintados". Por Alex Castella from Gavà, Spain (DSC001421) [CC BY-SA 2.0]

Y el caso es que estas peripecias del Museo se producen en momentos delicados, debido a la incertidumbre sobre el comodato de los fondos de la Asociación Colección Arte Contemporáneo. No considero que sea tanta la inseguridad y no tengo duda de que el comodato se mantendrá, pues a las partes interesa, pero también es comprensible la preocupación porque se garantice la cesión de las obras y que se asegure la relevancia de las mismas. En ello están las partes y no tenemos porqué albergar dudas sobre el futuro de la colaboración.

Pero no está de más señalar que, bajo la perspectiva ciudadana, el tema se gestiona con titubeos y que el centro está demasiado sometido al vaivén de las luchas políticas. Hay también una percepción de que el asunto se podría haber resuelto con anterioridad al cese de la directora del Museo, para evitar fricciones innecesarias, si bien ya se sabía desde el pasado mes de julio que la plaza saldría a concurso. No obstante no nos engañemos: la continuidad de la Colección no va a depender de estas minucias y si al final se denuncia el comodato será por interés de la Asociación Colección Arte Contemporáneo. O quién sabe si por otro tipo de presiones interesadas (como veis, para levantar paranoias sirve cualquiera).

No obstante, ante posibles decisiones unilaterales de la Asociación habría que hacer de la necesidad virtud y prever alternativas; y preverlas ya. En definitiva ¿tiene sentido el Museo Patio Herreriano sin la colección? ¿O, si se prefiere, puede existir más allá de la colección? Yo creo que sí pero, partiendo de la base de que lo mejor es que la colección permanezca en Valladolid, deberíamos ir perfilando una línea de actuación que beneficie a la institución y a la ciudad. Para ello es necesario que tengamos claras unas pocas cosas:
  • La Dirección de este museo debe ser el pivote que articule las relaciones entre sus órganos rectores y que proponga las líneas generales de la actividad del Museo, siempre con la ayuda del comité asesor científico (que, por cierto, ¿por dónde anda?). Por eso es imprescindible que se saque a concurso la plaza a la mayor brevedad posible y que se eviten invenciones temporales que erosionan la labor que se quiere realizar. 
  • Entre las primeras cuestiones que se deben abordar está la redacción de un Plan Museológico actualizado, pues no parece que el Plan Director del año 2001 sea el instrumento más adecuado para abordar la renovación del Museo. Junto a ello es inevitable contar con un Plan de Viabilidad del Museo que defina los recursos necesarios para relanzarlo y para garantizar su sostenibilidad, así como su rentabilidad social y cultural. (ver actualización al final).
  • Se debe variar la composición del Patronato para que se adecúe a estándares actuales y se garantice una representación adecuada de los diferentes sectores. A ello habría que exigir la existencia de un compromiso de todos los grupos políticos para sacar al Museo Patio Herreriano del escenario político y para contemplar todas las cuestiones relativas a su gobernanza en el seno del patronato.
  • Todas las partes deben asumir un compromiso de transparencia y de lealtad con el Museo, con el resto de agentes y, sobre todo, con los ciudadanos de Valladolid. Nadie parece estar libre de culpa, a tenor de las denuncias sobre convocatorias de última hora, faltas de confianza o conocimiento de situaciones por la prensa que se vienen denunciando. Naturalmente, la lealtad o deslealtad es una opción personal y por tanto es responsabilidad de quien la toma.
Como veis ha habido palos para todos. Así que a trabajar más y a porfiar menos, que si en el Ayuntamiento se debatiera más sobre políticas culturales nos iría bastante mejor.


P.D.: A los recién llegados a esto, sobre todo políticos, la palabra “comodato” les hace segregar jugos diversos. Resulta gracioso comprobar el éxtasis en sus rostros cuando articulan esas cuatro sílabas alargando la "o" final. Co-mo-da-tooooo. Parece que están hablando del tesoro del Inca cuando lo pronuncian. ¡Criaturitas…!.

Actualización: He de hace una corrección a un erro mío. Sí existe Plan Museológico, pero también es de 2001 y algo escaso. Lo podéis ver en aquí 

18 comentarios:

  1. falta información..me gustaría leer las actas de las reuniones del Patronato del Museo...si no estamos haciendo muchas conjeturas, me temo..salud!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el comentario. No pretendo hacer una entrada de la Wikipedia, solamente dar mi opinión a partir de lo que se sabe. Ya que las Actas no las publican debo basarme en lo que dice la prensa. A mayor transparencia, mayor precisión y objetividad.

      Eliminar
  2. agradezco que haya quien se tome la molestia de ser analítico con este asunto. No lo comparto todo pero si bastantes cosas. Voy a tratar de aportar algún matiz si se me permite

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias también por los comentarios. Cuanto más aportes haya mejor perspectiva tendremos

      Eliminar
  3. "En consecuencia, el Museo devino en una pérdida de visitantes, en un aumento de usuarios por la vía del alquiler de espacios": esto es incierto, el aumento de usuarios es una obligación de todo gestor cultural y se logra mediante la generación de actividad: ciclos de cine, ciclos de conferencias, conciertos, teatro, etc. en ningún caso se cobra un alquiler. Los alquileres son otras cosas: bodas, eventos comerciales,etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Puede ser que el texto sea ambiguo y equipare a visitante con usuario; no es esa la intención. Las bodas y eventos siguen siendo usuarios del centro, a pesar de que quizá estas actividades no sean extructamente acordes a las funciones propiamente museísticas. La obligación de un museo es anteponer éstas a otras actividades que, siendo meritorias y necesarias para sus sostenibilidad, deberían figurar en su plan museológico

      Eliminar
  4. "el grupo político anterior apuesta por mantener la gestión de los últimos años.": consistente básicamente en mantener el museo estrangulado en lo económico y anulado promocionalmente. Alguien ha visto lo que Málaga está gastando en promoción de sus museos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Apostar, apuesta por esa gestión y de acuerdo con el estrangulamiento; por ejemplo el MUSAC tiene 5 veces más presupuesto. No creo que Málaga sea buen ejemplo pues tiene el doble de población

      Eliminar
  5. "sobre todo a tenor de lo que está sucediendo en los últimos tiempos con algunas de sus obras": La Asociación Colección Arte Contemporáneo tiene mecanismos internos que se oponen a la libre disposición de las obras por sus propietarios y en última instancia un derecho preferente de adquisición en caso de que algún socio necesitase venderlas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que la Colección disponga de mecanismos para ello no significa que las obras estén a disposición del museo en un futuro comodato.

      Eliminar
  6. "sobre todo por parte de grupos políticos que cuando pudieron hacerlo no opinaron sobre el futuro del Museo Patio Herreriano.": ya lo creo que opinaron! El programa del PSOE municipales 2015 dice en su punto 77 OFERTA DEL PATIO HERRERIANO COMO SUBSEDE DEL MUSEO REINA SOFÍA: El Patio Herreriano debe continuar siendo sede de los fondos de la Asociación de la Colección Arte Contemporáneo y, al mismo tiempo, intentar convertirse en subsede del Museo Nacional Centro Reina Sofía.
    y en el 56 CREACIÓN DEL CONSEJO MUNICIPAL ASESOR DE LA CULTURA Y LAS ARTES: Previos ajustes normativos, estará integrado por representantes de los colectivos y organizado por sectores, con la función de plantear la reordenación de todo el panorama cultural de la ciudad, optimizar recursos, organizar mejor los contenedores y planificar las actuaciones. Presentará anualmente un informe de evaluación, seguimiento y propuestas de mejora. "Pues bien las plazas de director de la SEMINCI y pronto la del Calderón se resolverán sin la comparecencia de este inexistente consejo. Sin embargo, parece que hay prisa para crear un consejo específico para el museo patio herreriano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si has leído el enlace verás que responde a un análisis sobre los distintos programas electorales. Estás en lo cierto sobre lo que dice el programa del PSOE; quizá hice una generalización, pero lo de la sede del Reina Sofía me pareció tan extemporáneo que ni lo tuve en cuenta. Culpa mía.
      En cuanto a lo del consejo municipal no forma parte de mi post, así que no opino.

      Eliminar
  7. "estas peripecias del Museo se producen en momentos delicados, debido a la incertidumbre sobre el comodato de los fondos de la Asociación Colección Arte Contemporáneo. No considero que sea tanta la inseguridad y no tengo duda de que el comodato se mantendrá, pues a las partes interesa, pero también es comprensible la preocupación porque se garantice la cesión de las obras y que se asegure la relevancia de las mismas. En ello están las partes y no tenemos porqué albergar dudas sobre el futuro de la colaboración.": propongo hacer una porra, en el Beluga por ejemplo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. También digo después que "si al final se denuncia el comodato será por interés de la Asociación Colección Arte Contemporáneo". ¿O es que hay otros intereses? Conocí el "Maravillas", y el "O'Carolan", pero no el Beluga

      Eliminar
  8. "¿tiene sentido el Museo Patio Herreriano sin la colección? ¿O, si se prefiere, puede existir más allá de la colección? Yo creo que sí ": pues yo creo que no. No habrá museo de arte contemporáneo español sin colección de arte contemporáneo español. Es más, no habrá museo de nada sin colección de nada, por definición. Aunque en esta ciudad se llama Museo de La Pasión a una sala municipal de exposiciones (magnífico espacio, bien situado y gratuito), tu sabes perfectamente lo que es un museo desde el ICOM en adelante. Lo que venga después no será un museo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En puridad no puede haber otro museo de arte contemporáneo español, cierto. Pero puede haber más colecciones y otras propuestas

      Eliminar
  9. PS: la instalación de la fotografía se llama "Do not cross. Art Scene.3" Intervención de Rogelio López Cuenca del 2006 en el marco de una exposición titulada "Identidades críticas", una muestra que a buen seguro no vio nadie de los que están opinando, y peor aún, de los que están tomando decisiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el dato. La foto es para adornar, por mi morboso interés borbónico

      Eliminar